facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

¿Qué es y cuál es la utilidad del Bocashi?

Salud Panamá

El incremento de la población mundial, asociado a una mayor demanda de alimentos, ha provocado un uso intensivo de los recursos naturales; esto ha producido impactos negativos en el ambiente y ha afectado la sostenibilidad de los sistemas productivos.

 tierra La tendencia global del manejo de estos sistemas, demanda conocimientos básicos de los recursos, tales como el manejo de los abonos orgánicos aplicados al suelo.

La región tropical húmeda de Panamá, es una zona en la que se generan grandes cantidades de desechos, generalmente estos son subproductos del proceso de acondicionamiento y empaque de las producciones agrícolas de plátanos y bananos, las cuales no reúnen las características exigidas por el mercado internacional o son productos que no se lograron colocar en el mercado local y requieren de un sistema de manejo adecuado que algunas veces es inexistente.

En general, muchos de esos residuos no se utilizan y son acumulados en el campo o son arrojados a ríos o quebradas, convirtiéndose en fuentes de contaminación. La búsqueda de alternativas para el manejo de estos residuos es muy importante, debido al daño que pueden causar al medio ambiente; en este sentido, las regulaciones ambientales son cada vez más estrictas y los consumidores son cada vez más sensibles al impacto ambiental del proceso productivo de un determinado producto. La producción de abonos orgánicos, como el Bocashi, a partir de estos residuos, puede constituir una alternativa viable para su manejo en fincas agrícolas, contribuyendo al reciclaje de las cosechas y de esa forma contribuir a la sostenibilidad de los agroecosistemas.

El Bocashi (término del idioma japonés que significa, abono orgánico fermentado), incorpora al suelo materias orgánicas y nutrientes esenciales como, nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, hierro, manganeso, zinc, cobre y boro; los cuales, mejoran las condiciones físicas y químicas del suelo; estos abonos tienen como objetivo estimular la vida microbiana del suelo y la nutrición de las plantas. Las enmiendas orgánicas varían en su composición química de acuerdo al proceso de elaboración, duración del proceso, actividad biológica y tipos de materiales que se utilicen.

La calidad de un abono orgánico se determina a partir de su contenido nutricional y de su capacidad de proveer nutrientes a un cultivo; este contenido está directamente relacionado con las concentraciones de esos nutrientes en los materiales utilizados para su elaboración.

De acuerdo a estos antecedentes, Investigadores Titulares del departamento de Fitotecnia del Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA) elaboraron y caracterizaron desde el punto de vista químico y microbiológico, un abono orgánico tipo Bocashi a partir de la utilización de residuos de la cosecha de plátanos, presentes en el agroecosistema.

El abono orgánico tipo Bocashi, elaborado a partir de residuos agrícolas de la producción de plátano, resultó ser un abono con adecuado contenido nutricional, esto indica que los residuos de cosecha utilizados son elementos de fácil degradación. De igual forma, la excreta de cerdo constituye una importante fuente de nitrógeno para la calidad nutricional del abono. Es un producto con bajos contenidos en metales pesados y con una adecuada vida microbiana.

Es posible que el almacenamiento por periodos largos no permita que se genere el mismo aporte nutricional y microbiológico esperado; no obstante, según este estudio hasta los 150 días de su elaboración, el producto reúne características adecuadas para ser utilizado. Por último, es importante resaltar que este es un campo muy promisorio y aún se requiere de enorme conocimiento científico y tecnológico.

Informó Carolina Brescia para FoodNewsLatam.com

Suscribase Newsletter semanal panificacion

 ING CARN

z CON ING   

Nuevos Productos

|