facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

AJO MORADO: Potencial preventivo y terapéutico en distintas patologías

Salud Bolivia

El ajo ha jugado un importante papel no solo en la dieta si no en la historia médica y farmacopea de la humanidad. En el árticulo podrá conocer sobre como puede actuar como antihipertensivo, cicatrizantes, antidiabético y mucho más.

ajo moradosLa reducción de la presión sanguínea por parte del ajo es una propiedad asociada a la producción de Hidroxi-sulfito y contenido de Alicina. La Alicina tiene un efecto inhibitorio de la Angiotensina II y por tanto vasodilatador, probablemente sea, dentro de este mecanismo, un inductor de la producción de Prostaciclina o Prostaglandina I2, que no solo es un potente vasodilatador, sino que ejerce una influencia determinante como inductor en la producción plaquetaria a través de su acción coencimática como AMP-Cíclico plaquetario, como se ha demostrado en animales de exprimentación y en humanos.

Los estudios relacionados al efecto, del consumo de ajo sobre la presión sanguínea, no son tan numerosos como los relacionados con la acción sobre la lipidemia sérica, sin embargo, algunos estudios afirman una disminución del 5.5% de los valores de la presión sistólica cuando se administra 900 mg/día, equivalente al consumo de un ajo diario.

En contraste, el consumo de 900 mg de polvo de ajo sobre adultos sanos, ha mostrado menos efecto sobre la presión sanguínea; es decir tiene menor acción sobre pacientes normotensos. A pesar de que los estudios sobre los efectos hipotensores del ajo no son abundantes, si se aprecia su acción hipotensora.

El efecto antihipertensivo del extracto de ajo ha quedado claramente demostrado. La administración de 100mg de ajo a animales de experimentación, también ha conseguido mejorar la hipertensión pulmonar con grave componente hipóxico. La Alicina se muestra como un vasodilatador sistémico, y como un vasodilatador pulmonar.

El éxito de la actividad cicatrizante sobre heridas abiertas y de diversas causas, depende de los factores angiogenéticos, ya que los problemas o patologías subyacentes que influyen negativamente en la normal angiogénesis reparadora es un signo evidente de enfermedades crónicas que se manifiestan, por ejemplo, en la diabetes y en la insuficiencia venosa o arterial.

Estudios histopatológicos, microscropía electrónica y citométricos, entre otros, han posibilitado determinar los efectos de la solución de ajo maduro sobre la reparación tisular, reepitelización, regeneración de la matriz dérmica y la angiogénesis .

En relación a estos mecanismos inductores de la reparación tisular y neoangiognética, la diabetes como alteración metabólica conocida, produce crónicamente un efecto patológico gradual sobre múltiples funciones fisiológicas y multiorgánicas.

El deficiente control de la glucemia es el factor más importante en el desarrollo de las complicaciones de esta metabolopatía, fundamentalmente en la diabetes tipo I, sin olvidar las consecuencias crónicas de la diabetes tipo II.

En los pacientes diabéticos , se ha comprobado que el aceite de ajo morado puede corregir la hiperglucemia. Abundando en este sentido, un precursor de varios integrantes contenido en el aceite de ajo como el Alil-Sulfito y la S-alil-cisteína sulfóxido (Alina), han demostrado una acción-efecto hipoglucémico semejante a la Glibenclamida.

Se piensa que el ajo es un agente antidiabético que incrementa la secreción de insulina por las células Beta y potencia la acción de la misma periféricamente..

La mayoría de los estudios han mostrado que el ajo puede reducir los niveles de glucosa en animales diabéticos de experimentación. Aún así no esta clara cuál es la acción intrínseca del ajo en la disminución de la hiperglucemia. Se preconiza que esta acción hipoglucemiante del ajo morado se deba muy probablemente al incremento de la secreción de insulina por parte de la células Beta pancreáticas, provocando un incremento de insulina o un aumento de la sensibilidad metabólica de la misma.

Otros mecanismos propuestos por grupos de investigación es el afecto antioxidante de la S-Alil-Cisterna-Solfoxido como producto aislado del ajo. Esto puede contribuir, aún mas, a su efecto beneficioso en la diabetes.

Las propiedades antibacterianas del ajo “machacado” son bien conocidas desde tiempos pretéritos. Diversas preparaciones de ajo han mostrado un amplio espectro de actividad antibacteriana frente a bacterias Gram negativas y positivas incluyendo cepas de Escherichia colli, salmonella, Estafilococos, Estreotpcocos, Klebsiela, Proteus Mirábilis, Clostridium, diversos bacilos, e incluso otras bacterias como el Mycobacterium Tuberculosis.

Es un hecho recientemente demostrado que el ajo reduce el contenido de colesterol libre y el esterificado en la sobrecarga lipídica de las células arteriales. Después de 24 horas de incubación en cultivos de células musculares afectas de placa ateromatosa en aorta humana, los concentrados acuosos de polvo de ajo, disminuyeron la tasa de colesterol libre en un 30%; de colesterol esterificado en un 30%-40% y de triglicéridos en un 20%.

Además, el extracto de ajo inhibe la actividad de Acil-CoAColesterol Aciltransferasa (ACAT), que es la enzima responsable en la formación de colesterol esterificado, el principal componente del exceso de grasa acumulada por las células, principalmente endoteliales

La administración oral de ajo rayado protege las lesiones titulares a través el incremento del estado antioxidante contra el propio estrés oxidativo. El ajo juega un importante y prometedor papel en la antioxidación y puede ser considerado como un potente fármaco para la terapia de la patología alcohólica en general y de sus consecuencias orgánicas.

Información aportado por el SEGO Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia

El intento de elevar a nivel científico los principios naturales contenidos en la alimentación humana, cobra visos de realidad y se justifica cuando se demuestra el potencial preventivo y terapéutico de los compuestos bioquímicos, enzimáticos o intermediarios contenidos en los mismos.

De hecho una gran cantidad de medicamentos actuales, tanto de origen natural como sintetizados a través de copias moleculares de dichos productos en el laboratorio, han mostrado su efectividad farmacológica en múltiples patologías en la especia humana y animal.

El Centro de Investigación Nacional de Productos Naturales con ámbito de difusión científica mundial, ha puesto de manifiesto esta importante realidad de aplicación clínica escondida en los alimentos habituales y conocidas desde hace años.

Suscribase Newsletter semanal panificacion

 ING CARN

z CON ING   

Nuevos Productos

|