facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

La demanda del almidón de maíz sigue creciendo pero amenzada

Ingredientes / Aditivos Latinoamérica

Originalmente, el almidón de maíz se utiliza como un agente espesante para sopas, salsas, e incluso postres. Ahora, se puede encontrar en la mayoría de los alimentos y bebidas como el pan, las galletas, refrescos, helados y cereales. Incluso ha hecho su camino en productos farmacéuticos.

Por lo tanto, el almidón de maíz ha estado rodeado por un montón de controversia; los productores de alimentos, particularmente en los Estados Unidos, tienden a reducir los costos de producción mediante la adición de este ingrediente a los alimentos. Mientras que el almidón de maíz sí ofrece algunos beneficios para la salud, no es la mejor fuente de vitaminas o proteínas.

Según Transparency Market Research (TMR), una compañía de inteligencia de mercado internacional que se centra en la elaboración de informes y servicios en industrias, indicó que la demanda de almidón de maíz sigue creciendo. Mientras que los productores encuentran nuevos usos para el almidón de maíz, tales como en los productos cosméticos, el ingrediente se eleva en popularidad. En un estudio, alegaron que Cargill Inc., Archer Daniels Midland Company, y Kent Corporation, son los líderes mundiales del mercado. El estudio también revela que América del Norte parece ser la región más dominante en el mercado de la fécula de maíz, sin embargo, América Latina y Europa siguen firmemente.

"La producción de almidón de maíz está marcado por las tendencias tales como el uso de enzimas sofisticadas para hacer la producción más eficiente y una innegable fuerte inclinación de los consumidores hacia los almidones de etiqueta limpia. La industria farmacéutica, un consumidor clave de almidón de maíz, ahora está más interesado que nunca en el almidón modificado" dijo un analista de Transparency Market Research (TMR) en un estudio reciente.

Sin embargo, el éxito del almidón de maíz puede verse potencialmente amenazado por alternativas más saludables como la tapioca, el trigo y sorprendentemente, la yuca. Desde que se introdujeron, los transgénicos han estado bajo el radar. Como uno de los cultivos de OGM más prevalentes, el maíz también ha sido víctima del escándalo de OMG. Hoy en día, los consumidores anhelan un estilo de vida más saludable rodeado de transparencia. Por desgracia para los productores, el almidón de maíz no parece siempre hacer el corte. Como resultado, los fabricantes pueden verse obligados a explorar diferentes usos para este ingrediente versátil.

"Ahora es el momento adecuado para que las empresas consideren la formulación de productos a base de almidón de maíz para su uso como materia prima para plásticos de impresión en 3D y en bioplásticos", agregó el analista.

Por Victoria Weler

Suscribase Newsletter semanal panificacion

 ING CARN

z CON ING   

Nuevos Productos

|